Imperdible: El arte textil de Sheila Hicks en Chile

La obra de la artista textil más importante del mundo se estará exponiendo en el Museo Precolombino del 9 de agosto 2019 al 31 de enero 2020.

Imperdible: El arte textil de Sheila Hicks en Chile
agosto 7, 2019 javiera
Por Blog

«Todos mis trabajos son un juego enorme», dice Sheila Hicks sobre su obra que usa la artesanía precolombina como punto de partida para crear obras que mezclan arquitectura y escultura con hilos de colores impensados, buscando matices, juegos de luz y que se vea lo que muchas veces escondemos los que trabajamos con fibras.

Foto: Cristóbal Zañartu

Sheila es de Hastings, Estados Unidos y tiene 85 años bien llevados. Acompaña su estampa de mujer distinguida con zapatillas y capas que la visten elegantemente. Tal como su arte: sencillo, colorido y elegante.

Está de paso por Chile para inaugurar la muestra que lleva su nombre y que se expondrá desde el 9 de agosto de 2019 hasta el 31 de enero en el Museo Precolombino. Un lujo de experiencia que todos los amantes del tejido, las telas, el telar, el bordado y los hilados deberían regalarse y venir a ver.

A través de más de cincuenta de sus obras y una selección de piezas del Museo Precolombino, algunas de ellas nunca antes exhibidas al público, «Reencuentro» muestra el trabajo de la artista, mediante un recorrido temático que pone en diálogo el arte contemporáneo y la herencia del arte indígena americano.

La exposición se llama «Reencuentro» porque justamente fue aquí, en Chile, donde Sheila tuvo su viaje iniciático que la llevó a reemplazar su trabajo artístico, antes centrado en la escultura y la fotografía, hacia la experimentación textil. Hoy vuelve tras 50 años y, de hecho, la exposición incluye fotografías de sus viajes por Chiloé, Arica, Los Molles, Zapallar y más.

¿Cómo llegó hasta acá?

Como discípula de Josef Albers y con una formación artística basada en la filosofía Bauhaus, en 1957 Sheila Hicks recibió una beca Fulbright para pintar en Chile y aprovechó el empujón para emprender un viaje por Sudamérica desde Venezuela hasta Tierra del Fuego, experiencia fundamental en su formación. Fue en este recorrido por los Andes donde aprendió técnicas textiles y cosmovisiones ancestrales que cambiarían su vida para siempre y donde, inspirada en los paisajes y arquitecturas del sur de América, comenzó a crear su propia obra textil.

Así comenzó a desarrollar su interés en trabajar con fibras y a crear obras que sacudieron la jerarquía de las prácticas artísticas, moviéndose libremente entre las bellas artes, el diseño y la decoración. Después de fundar talleres en México, Chile y Sudáfrica y trabajar en Marruecos e India, ahora divide su tiempo entre su estudio de París y Nueva York.

El trabajo de Sheila Hicks ha desempeñado un papel histórico al encarnar una unión renovada de la percepción visual y táctil. A través de su naturaleza maleable, sus textiles dan vida a obras que ya no están unidas por una forma fija. Deformables, estirables y flexibles, se adaptan y se transforman, dando nueva vitalidad en diversas circunstancias a cada nueva ubicación e instalación. De este modo, sus instalaciones se adaptan a diversos entornos, a medida que juegan con las leyes de la gravedad.

Las obras de Sheila Hicks han sido exhibidas internacionalmente en muestras grupales e individuales, siendo incluidas en la Venice Biennal de 2017, la Whitney Biennial en Nueva York el 2014 y la Bienal de São Paulo en 2012. Además, su trabajo ha sido presentado en el Metropolitan Museum of Art (MET) y el Museum of Modern Art (MoMA) en Nueva York, el Museum of Fine Arts de Boston, The Art Institute of Chicago, el Victoria & Albert Museum en Londres, el Stedelijk Museum en Amsterdam, el Museum of Modern Art de Tokio, el Museo Nacional de Bellas Artes en Santiago, el Seoul Art Center en Korea y el Israel Museum en Jerusalén.

 

Foto: Ford Fondation Panels 2014

Aquí les compartimos un extracto de la entrevista que le hicieron los curadores de la muestra:

En tu viaje por América del Sur, ¿cuál fue tu principal aprendizaje sobre ti misma y tu forma de entender el arte?

«Para comenzar, yo no sabía lo que era el arte. No lo conocía, tenía una preconcepción. Y cuando estás viajado sola no estás buscando arte, no estás en una aventura del arte. Estás en la aventura de sobrevivir. El lujo de pensar en el arte era imposible, mis preocupaciones “Estoy yendo detrás de mis recuerdos, de mi memoria, mi historia, a través de mis nietas que son más jóvenes” Sheila Hicks | Kit de Prensa 8 eran dónde voy a dormir, dónde voy a comer y cómo voy a protegerme. En esta época yo no hablaba casi nada de castellano, aprendí más tarde, cuando tenía más seguridad. Estaba demasiado asustada para estar pensando en el arte. Cuando estuve en la Universidad, en la Escuela de Arte estudiamos todas las culturas históricas del Oriente, de África, europeas, y no sé por qué la cultura precolombina es la que me atrajo más. La gente, las cosas que hicieron, los tejidos que eran tan simples y tan complicados a la vez, representaron un tipo de dignidad que admiro. Hay una profunda calidad humana en la población del altiplano. Esa fue mi impresión cuando estuve en Ecuador, Perú, Bolivia y Chile. El altiplano es un lugar silencioso y espiritual que me atrajo mucho, con una dignidad como se ve raramente, un tipo de silencio muy profundo. Hay gente que habla todo el tiempo y no dice nada. Hay gente que habla muy poco pero que tú sientes que tiene mucho para decir.»

¿Cómo fue tu relación con las comunidades indígenas que conociste en Sudamérica? ¿Cómo los contactaste, cómo se comunicaban?

«Tuve la suerte de estar interesada en los textiles, que son una lengua internacional. No tienes que decir ninguna palabra, tú te sientas al lado de una tejedora y hablas sin abrir la boca. Así, sentada, después de quince minutos seguidos, puedes percibir el nivel de inteligencia y comenzar a comunicarte con los ojos, las manos, el corazón.»

En algún momento sentías que los textiles eran injustamente considerados un arte menor, o ni siquiera pertenecientes al mundo del arte. ¿Crees que esa percepción se mantiene o de alguna forma se ha logrado entender que el textil sí es una forma de arte?

«Es evidente que la batalla está ganada. ¡Pero no es mi culpa! –ríe, una vez más, Sheila Hicks–. Hay mucha gente que comparte mis sentimientos de manera silenciosa. No estamos gritando y pidiendo ser aceptadas como artistas, estamos sentadas tranquilamente, haciendo, e inevitablemente los otros están descubriendo la infinidad de hablar con líneas de color y textura. Cuando empiezo a construir con una línea, como un hilo, y comienzo la aventura de mover esta línea en el espacio, en tres dimensiones, imagina dónde se puede ir. Se puede ir muy lejos.  Estoy viviendo el poema de descubrir los hilos en el altiplano, un poema que empezó en 1957 y nunca terminó, un sueño de día y noche que continúa.

¿Sigues produciendo cosas nuevas todo el tiempo, pensando en alguna exposición?

Ahora mismo estamos trabajando cuatro personas aquí en mi taller, todos los días de las nueve de la mañana a las seis de la tarde. Lo hago pensando en lo que me da placer. Tengo ganas de saber qué va a pasar si mezclo esto y esto. Descubrir, jugar. Todos mis trabajos son un juego enorme

 

COORDENADAS

Dónde: Museo Chileno de Arte Precolombino (Bandera 361, Santiago)

Fechas: del 9 de agosto de 2019 al 31 de enero de 2020.

Horarios: De martes a domingo de 10:00 a 17:30 horas.

Valor entradas:

  • Chilenos y extranjeros residentes $1.000
  • Estudiantes chilenos y extranjeros residentes $500
  • Turistas extranjeros $7.000
  • Estudiantes extranjeros $3.500
  • Menores de 10 años, adultos mayores locales, personas pertenecientes a los pueblos originarios, profesores de colegios y universidades chilenas: entrada liberada

Sheila Hicks: Foray into Chromatic Zones – The first art installation presented within the Dan Graham Waterloo Sunset Pavilion overlooking Waterloo Bridge and the London Skyline. It includes: scale bundles of coloured fabric that visitors are welcome to sit on and interact with; and mounds of differently and vibrantly coloured fabric that hang from the ceiling. Hayward Gallery Project Space, Southbank, London UK 23 Feb 2015.